miércoles, 21 de agosto de 2013

Los `must do´ en New York City

Cachivaches Glam vuelve después de algunas semanas. Y que mejor forma de hacerlo que hablándoles de mi destino de vacaciones, así que David y yo hemos pensado inaugurar una sección de viajes con algunas recomendaciones y consejos. Aquí va mi decálogo de:
 "Las 10 cosas que debes hacer en New York City"



Antes de llegar a New York todos sabemos que hay algunos lugares de interés que no pueden faltar en nuestra lista de visitas obligadas, como Times Square, la Estatua de la Libertad, el Museo Metropolitano de Arte, el Museo de Arte Moderno (conocido como Moma) y algunos más que encontrarás en mi lista, pero también he incluido otros que pienso que no te puedes perder si quieres vivir y sentir la ciudad que nunca duerme.


Desde Williamsburg Flea en Brooklyn los domingos


1. Top of the Rock
Un buen comienzo al llegar a la ciudad. El observatorio del Rockefeller Center se reabrió en noviembre de 2005 y ofrece a los visitantes unas vistas panorámicas de 360 grados de la ciudad a casi 260 metros de altura. Puedes ver los lugares más conocidos de New York, como el Empire State, el edificio Chrysler, la Estatua de la libertad, Central Park en su totalidad y los ríos Hudson e East. Se estima que cada día unas 250.000 personas pasan por este complejo que acoge todos los años el árbol de Navidad más famoso del mundo. Más información en la página que puedes encontrar haciendo click aquí.




2. Misa Gospel
Musicales y espectáculos hay en muchas ciudades pero, ¿misas Gospel? Para mí, era uno de los imprescindibles en mi viaje. Una de las Iglesias baptistas más conocidas es Antioch Baptist Church en Harlem, los domingos a las once. Pero yo me decanté por una a la que suelen ir menos turistas y con más calidad musical, de hecho su coro tiene 6 Grammys, entre otros premios. Les hablo de Tabernacle en Brooklyn. También es gratis, yo fui a la misa de los domingos a las doce y dura un poco más de dos horas. Fue una experiencia inolvidable, nada más entrar te emocionas al oír retumbar la música en este teatro por el que pasan semanalmente más de 10.000 personas y que sólo su coro lo forman 200 miembros. Es muy fácil seguir las canciones porque van proyectando las letras en una pantalla, como no hay tantos turistas no hay que hacer cola y te sientas junto a feligreses en vez de estar apartado al fondo en una zona para turistas. Sin duda, muy recomendable. Mi consejo es que acudan con pantalón largo y camisa que cubra los hombros por respeto, ya que para los miembros de esta comunidad es una celebración muy importante y muchos de ellos acuden con sus mejores galas. ¿Cómo llegar? Se encuentra en Green Village, la zona de moda en Brooklyn, en la 17 Smith St. Por supuesto, tiene página de Facebook, puedes acceder haciendo click aquí.





3. Recorrer Central Park en bicicleta
La mejor manera de recorrer las 843 hectáreas de Central Park es en bici. Este parque natural merece la pena disfrutarlo durante un día entero para poder descubrir sus rincones con calma y sin prisas. De todas formas, alquilando una bici (entorno a los 20$) también podemos verlo en medio día parando para fotografiarnos en el Conservatorio de Agua, la Escultura de Alicia en el País de las Maravillas, el Castillo Belvedere o alguno de sus muchos puentes.





4. The Ride
Una de las atracciones turísticas más innovadoras que puedas experimentar o la forma más divertida de conocer la historia de la ciudad y sus edificios más emblemáticos. Se trata de una guagua turística que reúne todos los ingredientes para ser uno de los mejores espectáculos que vivas en la ciudad; los guías turísticos cantan, bailan, interactúan con las personas de la calle, proponen juegos y acertijos para que descubras las curiosidades de la ciudad y por si fuera poco, también hay flasmoob, karaoke y muchísimas sorpresas. Los lunes por la tarde hay una sesión en español. Aquí les dejo una vídeo noticia muy completa que he encontrado en Youtube. Puedes comprar tu ticket en la página que encontrarás haciendo click aquí.






5.Ver atardecer Manhattan desde State Island
Muchos turistas aprovechan el ferry gratuito al sur de Manhattan para ir a State Island con el único propósito de pasar cerca de la Estatua de la Libertad y poder verla. Tiene otro encanto diferente al de ir a la propia isla donde se encuentra la estatua, y aunque en State Island realmente no hay mucho de interés para visitar como turista, merece la pena ir por la tarde y sentarse en la misma terminal del ferry de State Island para ver cómo anochece y se van iluminando poco a poco los rascacielos de la gran manzana. El ferry sale habitualmente cada 20 minutos y el viaje no llega a media hora, se pasa volando porque vas muy entretenido, primero viendo el Battery Park, luego podrás ver Manhattan entero y luego las vistas se amplían pudiendo ver Brooklyn y la cercana ciudad de New Jersey¿Cómo llegar? puedes coger la línea 1 de metro, pero asegúrate de ir en los cinco primeros vagones para poder descender en la estación South Ferry. 




6. Grand Central Terminal
Uno de esos lugares donde sientes que ya has estado cuando lo pisas. La hemos visto cientos de veces en las películas, y realmente cuando estás allí entiendes su encanto. La Estación  Central es también de esas visitas para ir con calma, mezclarte con los neoyorquinos y descubrir el Mercado Gastronómico Gourmet donde no podrás resistir hacer un break para comer algo.







7. Meatpacking District-Chelsea
Situado en la parte oeste de Manhattan, hace tiempo era una de las zonas más degradadas de la ciudad, allí estaban las fábricas de empaquetado de carne, y como anécdota, también en una fábrica de este distrito se inventaron las famosas galletas Oreo. Gracias al Chelsea Market y otras iniciativas como High Line, este barrio ha conseguido ponerse de moda. ¿Cómo llegar? Puedes hacerlo andando desde Union Square o bien coger la línea azul de metro y bajarte en la parada de la 8th Ave. - 14th St. En Chelsea Market puedes comprar todo tipo de cosas, hay un estupendo mercadillo de ropa y complementos vintage y también de jóvenes diseñadores neoyorquinos. Por supuesto, hay una gran variedad de lugares donde comer. Puedes tomar una estupenda langosta que tú mismo eliges y te la cocinan delante de ti. Luego, para quemar las calorías de la comida, puedes recorrer High Line.



High Line es la última adquisición de la ciudad de New York, tan nuevo que aún algunos neoyorquinos no lo conocen. Si salimos de Chelsea Market por el otro extremo por donde hemos entrado, salimos a la 10th Ave. entre las calles 15 y 16. A la derecha, justo en la esquina de la calle 16 encuentras un ascensor con acceso directo a High Line, un parque situado en las antiguas vías del tren. Permite ver preciosas vistas, puedes recorrerlo en menos de dos horas y es otra forma de conectar con la vida de la ciudad.



  


8. Cenar en Ellen´s  Sturdust Diner
En Times Square, Manhattan, hay muchísimos lugares estupendos donde desayunar, comer o cenar al más puro estilo americano. El hogar de los cines y teatros de Broadway es también el hogar de futuras estrellas en Ellen´s Sturdust Diner. Mientras disfrutas de tu comida, los camareros cantan y bailan. Entretenimiento garantizado en un restaurante que abre los siete días de la semana y te transporta hasta la década de 1950. ¿Cómo llegar? 50th St-Broadway (1); 7th Ave-53rd St (B, D, E); 49th St, 7th Ave (N, R, W). Visita su página web haciendo click aquí.






9. 230 Fifht Rooftop Garden
Es la terraza de moda en New York, una elegante azotea que presume de las mejores vistas de la ciudad y se encuentra en la Quinta Avenida con la calle 27.  La entrada es gratuita y abre desde las cuatro de la tarde a las cuatro de la madrugada. ¿Cómo llegar? Cogiendo las líneas de metro N o R hasta la parada 29th Street & Broadway. Desde su página web puedes hacer un recorrido virtual por esta terraza si pinchas aquí. La noche que fui a esta azotea también estuve en un concierto en la sala B. B. King, todas las noches puedes disfrutar de música en directo con una estupenda cena, otra propuesta para disfrutar de New York por la noche.



10. Comer bajo el puente de Brooklyn
Otra de las cosas que debes apuntar en tu lista de "qué hacer en NYC" es comer junto al Brooklyn Brigde un trozo de pizza y un helado, si vas en verano. Disfrutarás de las mejores pizzas, según los neoyorquinos, y de una vista inolvidable de Manhattan desde una de las más antiguas y pintorescas zonas de Brooklyn. Después de comer, vuelve a la gran manzana caminando por el puente. Este es uno de esos momentos que no te puedes perder, y si lo haces de noche "plus de espectacularidad" con todo Manhattan iluminado.




La verdad es que ha sido bastante difícil hacer este decálogo porque hay tantas cosas que dejo fuera... Como el Madison Square Garden; la Biblioteca Pública de Nueva York, donde las seguidoras de Sexo en Nueva York recordarán las escenas del bodorrio que organizó Carrie allí; visitar la Zona Cero; ver una película en verano al aire libre en Bryant Park; pasar por la tienda de Manolo Blahnik muy cerquita del MOMA; entrar en la tienda Chanel o fotografiarte junto a la famosa joyería Tiffany & Co. Y por último, el consejo cachivachero, si vas en verano hace tanto calor que la única forma de estar cómoda es llevar shorts vaqueros con camisetas y playeras. El único día que me arreglé un poco más fue la noche que fui a ver el musical de El Rey León, porque incluso la noche que salí de copas a 230 Fifht Rooftop Garden llevaba unos leggins con las All Star... me despido con unas fotos de algunos looks. Espero que les haya gustado el post y que les sea de ayuda si visitan New York City.





5 comentarios:

  1. Que envidia de viaje y que buena guía¡ ojalá algún día pueda hacerlos también.

    saludos nere

    ResponderEliminar
  2. Seguro que sí Nere!!! cuando la peque crezca un poco te das el salto y de paso la llevas al Disney World de Orlando.... ufff que viajazo para disfrutar con los enanos, estaría genial!!! Un besoteeee

    ResponderEliminar
  3. Xaila me temo que no soy la nere que te piensas soy una seguidora de tu blog desde hace tiempo que se ha animado a comentarte por primera vez en este post de todas formas estoy de acuerdo en eso de "seguro que sí", eso pienso yo, seguro que algún día cruzaré el atlántico y me iré a los niuyores como digo yo.

    saludos nere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje qué sorpresa Nere! pues encantada de conocerte, te confundí con otra persona, jeje. Muchas gracias por seguir el blog y me alegro mucho que te animaras a comentar, no dejes de hacerlo! y gracias de nuevo por pasar por el blog ;) anímate a lo del viaje!!!

      Besos cachivacheros

      Eliminar