jueves, 2 de agosto de 2012

Horrores y aciertos estilísticos del desfile JJOO Londres 2012

No era la alfombra roja de las galas cinematográficas más importantes del mundo, pero muchos ojos estuvieron pendientes de los uniformes con los que desfilaron en la ceremonia de apertura los deportistas de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Algunos de los uniformes llevan la firma de importantísimos diseñadores, pero no todos gustaron, de hecho la gran mayoría parecían salidos del desfile de los horrores, e incluso en España hasta olvidamos por un rato la polémica de nuestros uniformes, que pese a la falda psicodélica de las chicas y la diadema imponible que llevaban, tampoco fue uno de los peores.




Empiezo con el number one de las decepciones: Gran Bretaña. Los anfitriones, supuestamente vestidos por Stella McCartney, y digo supuestamente porque en algunos diarios digitales he leído que la diseñadora desmiente que sean creaciones suyas, no han gustado a casi nadie. El uniforme me parece poco adecuado, nada de trajes, sino un chándal blanco con unos adornos en dorado, demasiado futurista, me recordó a algunos disfraces que he comprado para Carnaval en Carolan en los últimos años.



Los atletas de Estonia tampoco pasaron desapercibidos con una sudadera color plata a lo astronautas a punto de subir a su nave. Si se fijan bien, contrasta sus pantalones blancos y pesqueros con la sudadera aparentemente impermeable en la que estaban enfundados. Todavía me da calor al verlos.


Aunque podría pasar lo de los vestidos de las mujeres, los hombres de Malasia lucían unos sombreros dignos de estar entre los peores estilismos. Por si fuera poco el chaleco satinado naranja y sus faldas de rayas, la especie de corona papal con estampado de tigre que llevaban lo convirtieron en uno de los uniformes más ridículos.



Y vamos ahora con uno que no fue de los más feos pero que llamó mucho la atención. Los deportistas de la República Checa fueron, sin duda, los más precavidos, advertidos de la posibilidad de lluvia se plantaron en el desfile con unas botas de agua combinadas, como no, con sus pantalones y faldas cortas, y por si fuera poco, con paraguas del mismo print que el calzado.

 


Y aquí tenemos a España. El de los hombres era bastante pasable, pero lo de las faldas de las mujeres fue espantoso. Creo que nunca he visto en una ceremonia de apertura de unos juegos olímpicos unas faldas tan largas, el pañuelito a lo azafatas que algunas se quitaron y las horrorosas diademas que muy poquitas se dejaron. Aunque, sigo diciendo, que después de ver al resto de países, casi tenemos que darle las gracias a la empresa rusa Bosco.


Bueno, vamos ya con los tres mejores y más elegantes de todo el desfile. Primero que nada, Holanda. Tengo predilección por esa combinación de colores, que me pareció muy chic, además, el color naranja no puede faltar en sus uniformes. Las mujeres llevaban unos vestidos azules muy favorecedores con gabardina naranja. Y los hombres, lucían trajes con pantalones blancos u orange, jersey de pico y blazer, un look muy british.


También gustó mucho Estados Unidos. A pesar de algunas quejas por las boinas y el tamaño del emblemático caballo de la firma Ralph Lauren que lucían en sus chaquetas, los estadounidenses desfilaron con sus uniformes clásicos y elegantes.



Otros uniformes impecables fueron los de Italia, diseñados por Giorgio Armani, excepto los del equipo de vela que fueron vestidos por Prada. Fueron de los más estilosos del desfile con sus trajes de chaqueta elegantes, sobrios, minimalistas y con un toque deportivo.


Y a pesar de ser uno de los países con una representación más pequeña en estos juegos, en cuanto a estilo se llevaron todas las medallas. San Marino lució diseños de Salvatorre Ferragamo, clásicos, y con un toque inglés en deferencia al país anfitrión. Me encantaron los vestidos tipo cóctel de las mujeres que, a pesar de su sofisticación, se caracterizan por su funcionalidad.


San Marino, que cuenta con una de la poblaciones más pequeñas, 31, 000 habitantes, sin duda destacó por su buen estilo.


Con ello, Ferragamo se une a las filas de los diseñadores que crean para juegos olímpicos, entre ellos Stella McCartney, Ralph Lauren, Prada y más recientemente Hermès.


¿Les ha gustado el post? Y ustedes, ¿cuál creen que fue el país con más estilo en el desfile?

3 comentarios:

  1. Hola,

    Del repaso que has realizado me quedo con EEUU, fiel a su estilo. Pero personalmente me gustó Dinamarca y Corea del Sur.

    Besos M&R

    ResponderEliminar
  2. Para mi EEUU sin dudas, seguido de Italia y San Marino, coincido en tu elección, Holanda particularmente no me hizo mucha gracia, básicamnete es que soy más clasicón, jaja, besos, Luis

    ResponderEliminar
  3. Hi there) I like your blog very much. I would be happy to be friends with you. Could we follow each other?

    http://angistyle.blogspot.com

    ResponderEliminar